9 claves para degustar un cerveza por primera vez

¿Como nos enfrentamos a nuestra primera cata de cerveza? ¿Cómo hacemos para degustar una cerveza artesana? ¿Que buscamos en la cerveza? ¿Cómo podemos clasificar una cerveza en términos de calidad? ¿Cómo se distingue una cerveza «buena» de una cerveza “mala”? Estas son todas preguntas formuladas por todo aquel que se inicia en la cata de cervezas y que todos intentamos respondernos.

Percepción y comunicación son las habilidades inseparables que necesita el catador de cerveza. Percepción es la capacidad de ver, gustar, oler y sentir diferentes elementos de la cerveza y ser capaces de reconocer lo que son y también reconocer que es lo que quiere decir el cervecero y que le dice al que degusta la cerveza.

Comunicación es la habilidad de describir de manera adecuada esas percepciones a otra cervecero o degustador de cerveza.

cata de cerveza artesana

Cómo degustar cerveza por primera vez

El proceso básico de cata de cerveza pueden ser explicado en pocos minutos. Dominarlo puede llevarnos toda una vida. Estos son los pasos que todos deberiamos tomar para empezar adecuadamente:

1. Preste atención a la cerveza cuando la abre y cuando la sirve. ¿Qué ves? ¿Qué oyes?

2. Huela la cerveza. Muchos de los aromas que pueden revelan  problemas en la elaboración de la cerveza son sutiles o fugaces, por eso los jueces huelen antes de probar.

3. Observe la cerveza. ¿De qué color es? ¿Es clara? ¿Te gusta la espuma que hace? ¿Las burbujas son grandes y numerosos? ¿Qué pasa cuando inclinas la copa? ¿Ves dedos de líquido pegados a los lados, o ves delgadas volutas de espuma que se aferran a los lados? Estas son algunas de las cosas que miran los jueces.

4. Huela la cerveza otra vez. ¿Que destaca? ¿Siente olor a lúpulo? ¿Huele a caramelos? ¿Huele a frutas? ¿Qué tipo de fruta huele así? ¿Alguna vez olió algo parecido? ¿Qué era?

5. Pruebe la cerveza. Pase el líquido por toda tu boca. ¿Cuál es el sabor más importante? ¿Dulce? ¿Amarga? ¿Agria? Todas estas son posibilidades y podrás degustarlos en diferentes momentos en el periodo en el que se mueves el líquido alrededor de tu boca. Después trágala

6. Pruébela otra vez. Trate de escrutar el sabor de la cerveza de forma más precisa. Si detecta un sabor dulce, ¿qué crees que es? ¿Es como un batido de malta? ¿Es como comerse un caramelo? ¿Es como la melaza?  Si la notas amaga, ¿qué tipo de amargura percibes? ¿Has experimentado algo así antes? ¿Tal vez algo así como el sabor del enebro de ginebra, o un sabor que recuerda de pinos frescos o más sensación de hierba? Quizá lo que percibes es acidez, como limón, o una fruta como puede ser una manzana o un plátano. ¿Qué es exactamente lo que gusto?

7. Vuelva a beber un poco de la cerveza y repártela por todas partes de tu boca. ¿Cómo se siente? ¿Es una cerveza ligera de la que te podrías beber un vaso grande en un caluroso día de verano? ¿Es una cerveza pesada de la que quieres solo una pequeña muestra? ¿La sientes seca?

8. Piensa por un minuto. ¿Te gustó esta cerveza? ¿Qué cosas te impresionaron, o qué cosas hacen que dudes en tomar otra?

¿9. Si conoces los diferentes estilos, o tienes una guía de estilo útil para tener  referencias, lo que experimentaste tiene mucho o poco que ver con lo que dicen las propias referencias sobre ese estilo?

Percepción

Los buenos jueces de cerveza son personas perceptivas. Ponen atención a lo que experimentan, y buscan detalles que un bebedor más informal podría pasar por alto.

La mayoría de la gente no presta atención a lo que experimentan. No ven, degustan, huelen ni sienten todo lo que existe para experimentar. Pierden complejidad y pierden sutileza.

El primer paso para convertirse en un bebedor de cerveza inteligente es aprender a prestar atención a lo que uno siente y para saber qué buscar. Una de las herramientas aquí que le pueden ayudar con percepción es las hojas de puntuación de cerveza, que ofrecen pistas y recordatorios sobre qué elementos son importantes, y que proporcionan un marco de consistencia y formación. Otra herramienta valiosa es la rueda de sabor de la cerveza, que describe algunos de los sabores y aromas en cerveza común. Mirando esto puede abrir los ojos a las posibilidades múltiples en aroma y sabor. Ya no estará satisfecho con decir “¡que rica!”será contenido digamos “gran gusto”!

Comunicación

Mientras que la percepción es una habilidad esencial para cualquier juez de la cerveza, no tiene mucho sentido si no es capaz de decir exactamente lo que ha experimentado en esa cerveza a otros jueces o a otros catadores o al porpio autor de la cerveza. Digamos que no es lo mismo leer a un autor de novela que narra de manera magistral  los eventos y lugares descritos con tal detalle que estos cobrán vida, convirtiéndose en imágenes en su mente. La comunicación es la clave para juzgar eficaz.

Algunas de las herramientas aquí que pueden ayudar a desarrollar habilidades de comunicación se incluyen en las directrices del estilo de la cerveza. Estas directrices definen un marco para la lengua de los cerveceros y los jueces de la cerveza. Mediante la comprensión de las directrices, usted entiende las etiquetas que los  cerveceros pegan en sus cervezas y la razón por la qué pueden considerarse malos cerveceros aquellos que las etiquetan mal o con información poco detallada.

Otra herramienta de comunicación valiosa es la hoja de puntuación. Un buen juez rellena la hoja de puntuación totalmente, usando márgenes de espacio adicional. Una hoja de anotación que está casi vacía, o que contiene comentarios inútiles como el “OK” o “sabe bien”, son signos de un juez sin experiencia.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply