Breve acercamiento a la filtración en nuestra cerveza artesana

Una vez concluida la maceración, los componentes insolubles de la malta, el bagazo, deben separarse del líquido que constituirá la futura cerveza artesana. A este paso de nuestra cerveza artesana lo llamamos filtración. Este primer articulo dedicado a esta fase tan importante tomaremos contacto con los diferentes métodos.

El método de filtración tiene gran importancia en la economía del a producción de la cerveza pero por encima de esto la filtración resulta de máxima transcendencia porque su práctica deficiente provoca en la cerveza alteraciones difícilmente reparables, enturbiamientos o simplemente escasa proporción de ingredientes.

También, nosotros cerveceros aficionados debemos saber que tenemos que prestar la máxima atención a este proceso esencial en la elaboración de la cerveza.

Existen muy diversas propuestas de cómo podemos realizar la filtración. Existen dos métodos principales, el sistema clásico de la cuba- filtro y la de filtros prensa.

-El procedimiento mas sencillo es evidentemente pasar el bagazo por un cedazo o tamiz y para agotar el azúcar del bagazo se vierte agua sobre este. Este método tiene varios inconvenientes:

-Los cedazos tienen orificios demasiado grandes por lo que la filtración es tan deficiente que el líquido obtenido nunca aparece suficientemente claro.

-El agua del lavado fluye tan rápidamente que el azúcar solo se disuelve de manera incompleta.

-Durante la operación de filtrado el mosto se enfría mucho con lo que aumenta su viscosidad lo que prolonga a su vez el proceso de filtración

-Con las bajas temperaturas del mosto enfriado el azúcar se disuelve con mayor dificultad

-Una cantidad de 2.2 kg de malta triturada genera tanto volumen de bagazo que se hace necesario un cedazo muy grande.

Si se coloca un paño de tela en el cedazo el efecto filtrante es mucho mejor y el mosto fluye casi claro del todo. Como el mosto fluyen también con más lentitud el rendimiento es mayor, prolongandose bastante la operación de filtración.

Pero la duración puede reducirse sustancialmente si primero se deja posar la mezcla un tiempo suficiente en la tina de maceración, luego se toma inicialmente el líquido claro de la parte superior y se pasa por el paño filtrante.

Sin embargo al realizar la toma superficial también pueden revolverse los posos. Por ello, lo mejor es extraer con la ayuda de un tubo el líquido claro resultante de la maceración.

Pero en esta operación debe ponerse mucho cuidado ya que, dado que el líquido está caliente nos podemos quemar. Al practicar el agotamiento del bagazo debe agregarse el agua en pequeñas porciones de uno o dos litros añadiendo más solamente cuando la superficie del bagazo este seca.

Según la experiencia de muchos cerveceros aficionados, parece que da buenos resultados el método que consiste en situar un paño en las cuatro patas de una mesa aunque es posible que el rendimiento por el agotamiento del bagazo resulte insuficiente.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply