Breve explicacion del malteado, tostado y maceracion en la elaboracion de tu cerveza en casa

Tanto si eres un cervecero extracto  como si prefieres todo grano, un entendimiento del proceso que lleva el grano a la botella te ayudará a llevar a cabo la propia transformación de tu cerveza artesana.
Unas instrucciones básicas consisten no sólo en los ingredientes que vas a utilizar si no también una serie de advertencias y prohibiciones de lo que necesitas hacer. Con el tiempo todo irá teniendo sentido y disfrutaras del proceso.

La cerveza comienza con la cebada, y en la mayoría de los casos, la cebada malteada. En el proceso de malteado la cebada es remojada en agua hasta que comienza a germinar. Esta germinación es el proceso en el cual la planta crece de la semilla. La germinación y el malteado es una parte muy importante del proceso ya que se generan enzimas que son necesarias durante el macerado. Y es que la cebada es principalmente almidón, en un entorno adecuado las enzimas presentes en la cebada malteada se descomponen el almidón y azúcares necesarios por la levadura para generar alcohol.

Una vez que la cebada ha sido malteada, es tostada mediante la circulación de aire caliente a través de los granos. Gran parte de las características de sabor y color de la cebada se desarrollan durante este proceso. Cuanto más tiempo el secado y mientras más caliente el horno, el más oscuro se convertirá en la Malta. Existen innumerables tipos de maltas con colores que van de paja al negro, y cada uno proporciona no sólo un componente de color, sino también un componente de sabor. Más tarde durante el proceso de elaboración de la cerveza, el cervecero seleccionará que grado de tostado tiene la malta.

Antes de utilizar la malta, esta ser aplastada. La mayoría de las tiendas para la elaboración de cerveza artesanal ofrecen la opción de compra de grano entero o picado previamente. Si optas por el grano entero debes saber que debes romper el núcleo del grano para que los almidones puedan actuar. En cuanto mas triturado más almidon disponibles pero in pasarse porque si queda fino va a ser difícil separar el líquido del grano gastado al final del proceso de trituración.
Para llevar a cabo el macerado, el cervecero el grano triturado mezcla con agua caliente y permite entonces el puré para sentarse a una temperatura (generalmente) entre 64º y 70º. La temperatura del agua favorece el surgimiento ciertas enzimas. Durante este tiempo las enzimas que se pusieron a disposición durante el proceso de malteado trabajan para romper los almidones y convertirlos en azúcares. El puré está completo cuando no hay almidón no convertir. Esto suele tardar entre una hora y una hora y media.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply