Cerveza Dubbel belga

La cerveza Dubbel es elaborada por primera vez en los monasterios de centro Europa durante la Edad Media y resurge con mucha fuerza en el siglo XIX.

Se trata de una ale belga muy compleja, de color rojizo profundo. Moderadamente fuerte y maltosa. La mayor parte de los ejemplos comerciales están en un nivel de graduación alcohólica de los 6,50 a 7°. La tradición dicta que se fermente en botella.

Ingredientes: son generalmente utilizadas cepas de levaduras belgas predispuestas a la producción de alcoholes más altos. El agua puede ser tanto dura como blanda. La dubbel en su versión más tradicional se elabora con granos de malta Pils belga con jarabe de azúcar caramelizado o cualquier otro azúcar no refinado, lo que le proporciona un gran carácter a esta cerveza. En una receta casera de la Dubbel belga se admite como malta base una malta Pils belga o malta pale para después utilizar una malta Múnich para la maltosidad o maltas Cara Viena o Cara Múnich para los sabores a frutas secas. Entre los ingredientes se encuentra el jarabe de azúcar oscura caramelizada para el color y sabores característicos a pasas de uva y ron. Los lúpulos usados normalmente son del tipo noble o de tipo inglés o el Styrian Goldings. Aunque el uso restringido de especias es admitido, no es lo tradicional.

Aroma: se puede definir como complejo con un aroma maltoso dulce que tener tonos de chocolate de caramelo tostado aunque no es un aroma a quemado ya que no está permitido. ésteres afrutados moderadamente que puede ir desde la ciruela hasta uvas pasas de uva o incluso cerezas secas. Algunas variedades incluyen ésteres de banana o manzana. Son normales los fenoles más altos en alcoholes y especiados que pueden ir de moderadas a muy bajas consistentes en tonos ligeros de picante o clavo, incluso a rosas. El alcohol suele ser suave si se encuentra presente y nunca es caliente. Por lo general el lúpulo de aroma está ausente. Sin diacetil.

Aspecto: El aspecto del color es ámbar cobrizo a oscuro profundo. Normalmente es una cerveza cristalina con una espuma duradera y voluminosa de aspecto denso y cremoso.

Sabor: Al igual que las características del aroma podemos definir a la Dubbel belga como una cerveza compleja, dulce y muy rica. En paladar es compleja y termina en seco moderadamente. Interacción compleja de la malta, el ester, el alcohol y los fenoles (sabores a pasas de uva son comunes; sabores a frutas secas son bienvenidos; el carácter especiado como a clavo de olor es opcional). El balance es siempre hacia la malta. Amargor medio-bajo que no persiste en el gusto final. El sabor a lúpulo noble es opcional y usualmente no está presente. Sin diacetil. No debe ser tan maltoso como en una Bock y no debe tener el dulzor de las maltas tipo cristal. Sin especias.

Sensación en boca: cuerpo medio-pleno. Carbonatación medio-alta, la cual puede influenciar en

 La percepción del cuerpo. Baja tibieza del alcohol. Suave, nunca caliente o con carácter a solvente.

 

Estadísticas vitales:

D.I.: 1062 – 1075

IBUs: 15-25

D.F.: 1008-1018

SRM: 10 – 17

Graduación alcoholica: 6° – 7.60

Alguno ejemplos comerciales son Westmalle Dubbel, St. Bernardus Pater 6, La Trappe Dubbel, Corsendonk Abbey Brown Ale, Grimbergen Double, Affligem Dubbel, Chimay Premiere (roja), Pater Lieven Bruin, Duinen Dubbel, St. Feuillien Brune, New Belgium Abbey Belgian Style Ale, Stoudts Abbey Double Ale, Russian River Benediction, Flying Fish Dubbel, Lost Abbey Lost and Found Abbey Ale, Allagash Double

 

Loading Facebook Comments ...

No Responses

  1. Pingback: Belgian Triple | La Carta de Cervezas mayo 15, 2015

Leave a Reply