Kölsch, la Pale Ale alemana

El estilo de cerveza artesana del que nos ocupamos hoy es la Kölsch. Es, junto con la Altbier de Düsseldorf, una de las pocas cervezas con denominacion geografica ya que, la Kölsch, es la cerveza local de Colonia (“Köln” en alemán). Es la respuesta alemana a la Pale Ale británica.

En 1948, los cervezeros de Kölsch unieron fuerzas en la denominada Convención Kölsch y regularizaron el estilo Kölsch en términos de especificaciones modernas. La Kölsch, como Altbier, obtiene su sabor característico, ligeramente afrutado de su propia levadura de cerveza especial, con la fermentacion en frio y la posterior maduracion y suavizado (o “lagered”) cerca del punto de congelación. Kölsch se sirve siempre en un vaso estrecho de 200 centilitros llamado Stange y a una temperatura entre 8º y 10º.

En un país dominado por cervezas de tipo lager, la Kölsch es la unica Pale Ale de cebada genuina alemana. Por supuesto, la otra Pale Ale alemana, pero de trigo, es la Weissbier o Weizen. Mientras la British Pale Ale, o Bitter, se ha convertido cerveza representativa del Reino Unido, la Kölsch Pale Ale nunca ha sido la cerveza nacional de Alemania. Sólo en su ciudad de origen, en Colonia, es la cerveza definitiva por defecto.

Aunque Kölsch sólo tiene una distribución bastante limitada como una cerveza comercial, sobre todo en los alrededores de Colonia, sin embargo representa uno de los principales estilos de la cerveza del mundo. Esto es así porque no hay cerveza que se le parezca.

Una Kölsch es muy sutil y delicada. Es una cerveza rubia rojiza, ligera en cuerpo y en apariencia, su sabor a malta es tenue, y el lupulo es discreto en boca. A diferencia de las lagers rubias alemanas la Kölsch deja en el paladar el sabor afrutado de las ale.

Sabemos que la Kolsch se elaboraba ya en el siglo X, pero el estilo moderno de Kölsch tiene apenas cien años.

La Kölsch moderna se desarrolló a partir de las “alt” tostadas y de la Keutebiers (cerveza elaborada en el valle del Rhin en el XIX), pero los fabricantes de cerveza en los alrededores de Düsseldorf a diferencia de los de los alrededores de Colonia no utilzaron las maltas más pálidas para sus cervezas y concentraron en perfeccionar su ale de color cobre.

Cada estilo tiene ahora su color distinto y perfil de sabor, así como sus propias cepas de levadura de alta fermentación. Por otro lado, a diferencia de una pale ale británica, una Kölsch moderna tiende a ser elaborada con un solo tipo de malta, malta pálida Pils

Existen tres grandes marcas de Kölsch que on Reisdorf, Gaffel y Früh

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply