La cerveza artesana desde el S. XV hasta la Revolución Industrial

Como explicábamos en el artículo anterior la introducción del lúpulo en la elaboración de cerveza proporcionó entre otras características la conservación  de la bebida durante más tiempo por lo que a lo largo del siglo XV y XVI se produjo la expansión por toda Europa, crecieron la demanda y las exportaciones de zonas más alejadas de las zonas de elaboración.

La reforma protestante provocó que en aquellos países donde triunfo se pretendiese poner tierra por medio con la tradición romana. Como ya explicamos en el primer artículo de la serie Roma siempre se decantó por el vino despreciando la cerveza. Todo ello hizo que la bebida tomara una identidad propia. La popularidad de la bebida creció como la espuma en muchos países que pronto regularizaron su elaboración, distribución y consumo.

Un hito importante se produjo en Alemania, en 1516 cuando el emperador Guillermo IV de Baviera promulgo la Reinheitsgebot (o ley de pureza)  de modo que se establecía que la cerveza únicamente podía contener tres ingredientes: agua, malta de cebada y lúpulo. Además se fijaba el precio por medida (Maß) y estuvo en vigor hasta 1993 que fue substituida por la Ley Alemana Provisional de la Cerveza (Vorläufiges Deutsches Biergesetz).

A comienzos del siglo XV, en los monasterios medievales y renacentistas se experimenta con las levaduras fermentativas. De esta manera se consigue una fermentación la parte de abajo de la cuba, esta nueva fermentación necesita del frío que se consigue mediante la fermentación en las cuevas. Surge de esta forma la cerveza tipo lager de tanto éxito hoy en día.

Con la fermentación baja, en clara oposición alta de la tradicional ale, se consiguen sabores. En Europa se produjo pronto un cisma en la elaboración de cervezas, por una parte en las Islas Británicas se continuó perfeccionando la fermentación alta (cerveza tipo ale) conseguida mediante la levadura S. cerevisiae, hasta lograr una gran tradición en su elaboración. Mientras que en la Europa continental se prefirió adoptar la cerveza con baja fermentación (cerveza tipo lager) con la ayuda de la levadura Saccharomyces pastorianus.

 Uno de los primeros alimentos industrializados de la humanidad fue la cerveza y provocó su extensión  global por el globo. Tres eran los centros cerveceros en el viejo continente, Munich (Alemania), Burton-on-Trent (Inglaterra) y Pilsen (Bohemia) pero era en este ultimo donde se pusieron de énfasis los avances científicos y técnicos en la elaboración así como los publicitarios para la extensión de la cerveza, de hecho sirvió de base a las experimentaciones de la hoy tan conocida mercadotecnia

La investigación de los mecanismos fermentativos de las levaduras fue fundamental de modo que la industria cervecera originaba un producto mejorado y de calidad y con un resultado final con claras ventajas competitivas.

Loading Facebook Comments ...

2 Comments

  1. Tornike Abril 29, 2015
    • admincarta Mayo 8, 2015

Leave a Reply