Märzenbier o Oktoberfestbier, la cerveza del gran festival cervecero

Si estas leyendo este post es que conoces este estilo de cerveza. O bien eres del tipo de personas que han ido a la Octoberfest o bien del tipo que tiene en sus planes prioritarios ir. Te voy a contar un poco de la historia de esta magnifica cerveza que nos atrae cada año a millones de cerveceros a la bella Munich.

Técnicamente, la auténtica Octoberfestbier se elabora únicamente por las cervecerías que están dentro de los límites de la ciudad de Múnich.
Solo estas cervecerías pueden participar en la anual Octoberfest de Múnich. El resto de cervezas elaboradas para emular el original deben ser etiquetadas como cerveza “estilo” Octoberfest. A pesar de su nombre, la cerveza de la Octoberfest no se producen en otoño si no que en realidad es una consecuencia de la elaboración tradicional realizada en primavera, de ahí que sea llamada también Märzenbier o cerveza de marzo. Y es que es envejecida durante tres o cuatro meses.
Son generalmente de un color ámbar profundo y tienen un contenido en alcohol de 5 a 6,2%.

Si hablamos un poco de la historia de esta peculiar cerveza debemos empezar por la dificultad con la que se encontraban los cerveceros en Baviera para controlar la calidad de sus cervezas en el verano. No sabían por qué sus cervezas a menudo se amargaban demasiado durante la temporada de calor. Sin embargo, habían aprendido por experiencia que cerveza elaborada aproximadamente entre principios de octubre y finales de marzo tendían a sabor limpio.
Hoy en día, entendemos que, en las estribaciones de los Alpes, en otoño e invierno, se alcanzan temperaturas que no permiten sobrevivir a la mayoría de los microbios aéreos que pueden estropear a la cerveza.
La solución fue simple y eficaz, los cerveceros bávaros, trabajar horas extras en sus cervecerías a finales de invierno para hacer un montón de cerveza potente y con gran cantidad de lúpulo, Märzenbier en alemán. Su color era ámbar profundo, casi cobre y su contenido de alcohol, probablemente, entre el 5 y 6%. Estas cervezas tenían mucho cuerpo y un acabado acentuado de malta.

Para mantener la Märzenbier fresca durante los meses de verano, se almacenaban en cámaras frías o en cuevas de montaña, algunas rellenadas con hielo del invierno anterior. El alto contenido de alcohol y el lúpulo hacían de conservantes y proporcionaban las condiciones ideales de almacenamiento, asegurando no solo su conservación si no también la mejora de su calidad.
Muy probablemente la cerveza era mejor al final del verano, cuando el lúpulo se había suavizado y la malta tomaba protagonismo. Así pues en octubre sin embargo, después de la cosecha de grano, las últimas de las Märzenbier tenían que ser consumidos para que las barricas pudieran recibir la nueva cerveza de la temporada.

Si juntamos esta necesidad de dar salida a toda esta cerveza sobrante y la tendencia innata a pasar un buen rato y ya tenemos nuestra Octoberfest y seguidamente el nombre por el que se conoce a la Märzenbier: Octoberfestbier.

Como todas las cervezas, la Octoberfestbier evolucionó con el tiempo y con los avances en las técnicas de elaboración. En 1841, Gabriel Sedlmayr y Anton Dreher, propietarios de la Cervecería Spaten de Múnich y la cervecería Dreher de Viena, respectivamente. Cooperaron en aclarar el color de la cerveza grano mediante la adición de un nueva malta con un toque caramelizado pero bastante pálida, la hoy muy conocida malta Viena. En Múnich, la cerveza siguió llamándose Märzenbier, pero con una etiqueta que decía “gebraut nach Wiener Art” (algo así como elaborada según el método vienés). Pero en Viena la cerveza empezó a llamarse, Vienna Lager.

Podría decirse que el “método vienés ” de elaboración de la cerveza era más marketing más que un método de elaboración en sí mismo. En realidad, tanto la cerveza de Dreher como la de Sedlmayr se hacían a la manera tradicional de Múnich, con énfasis en la decocción de varios paso, el uso de maltas caramelizadas para el cuerpo y una dulzura nuez y períodos relativamente largos lagering para la suavidad de la lupulización.

El Märzenbier de Múnich de “el camino de Viena” se convirtió en “Bavarianized” en 1871, cuando la Cervecería Spaten introdujo en Octoberfest ese año una cerveza Märzenbier reformulada con una versión levemente más oscura malta Viena que es la que hoy utilizamos en nuestra cerveza artesana.

Ni que decir que los avance tecnológicos del siglo XIX permitieron preparar cervezas de cualquier estilo cualquier época del año, no sólo durante la temporada de frío. Por lo tanto, ya no había una necesidad para la producción masiva de Märzenbier-Oktoberfestbier en la primavera. Como práctica general, cervezas Märzenbier que se comercializan sin el sufijo Octoberfest en la etiqueta pueden ahora ser lagered no más de seis a ocho semanas, mientras que cervezas que llevan la designación Märzenbier-Octoberfest con guión (o el nombre de Octoberfestbier sólo por sí mismo) pueden haberse quedado en tanques lagering por cerca de 12 a 16 semanas.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply