Standard bitter

La denominada como bitter estándar/común o simplemente bitter es una cerveza fácil de tomar gracias a su baja densidad y carbonatación, y a los bajos niveles de alcohol. Esta facilidad para ser bebida se debe también en gran parte al componente crítico y es que en este estilo el énfasis esta en el agregado del lúpulo de amargor por contraposición al agresivo lupulado medio y final propio de las ales americanas. Por otro lado se trata de la más liviana de las bitters, de hecho existen variedades llamadas bitters de verano, en este caso se elaboran solo con maltas pálidas.

La bitter es, tradicionalmente, una cerveza de barril, tirada muy fresca, sin presión, es decir, utilizando únicamente la gravedad o un bombeo manual. Este estilo bitter fue creado como una alternativa al barril a la pale ale elaborada en el campo alrededor de los comienzos del siglo XX, y se generalizó una vez que los cerveceros aprendieron cómo “burtonizar” sus aguas, para elaborar exitosamente cervezas pale y a usar malta cristal para agregar plenitud y redondez al gusto en el paladar.

Una receta de cerveza bitter artesanal debe de tener las siguientes características fundamentales:

Aroma: Es posible distinguir en algunos ejemplos algo de aroma a malta y una cualidad de caramelo aunque no necesariamente. Es normal encontrar un carácter frutal leve o moderado. No existe aroma a lúpulo en la variedad tradicional inglesas, aunque puede usarse variedades americanas. Normalmente sin diacetíl o niveles muy bajos.

Aspecto: Suele tener una espuma blancuzca de baja altura debido a una baja carbonatación El color es amarillo claro a cobre suave. Claridad buena o brillante.

Sabor: Los sabores a caramelo son normales, aunque no necesarios. Amargor medio a alto. La mayoría tiene ésteres frutados moderadamente bajos a moderadamente altos. El sabor del lúpulo es de moderado a bajo (terroso o floral en las variedades tradicionales inglesas). Carácter maltoso equilibrado con amargor que puede prevalecer este pero nunca camuflar el lúpulo de sabor, con un gusto seco final. Generalmente sin diacetíl, aunque está permitido a niveles muy bajos.

Sensación en boca: Como hemos dicho la bitter tiene una carbonatación baja que le otorga un cuerpo liviano, sobre todo en la modalidad tradicional de barril aunque los en ejemplos embotellados pueden tener una carbonatación moderada.

Ingredientes: Evidenentemente los lúpulos ingleses son los más típicos, aunque variedades americanas o europeas se están poniendo de modo siendo muy utilizadas en la actualidad. Las maltas utilizadas en una bitter son la pale ale, la ámbar o malta cristal. Como adjuntos se permiten el azúcar el trigo y el maiz. La levadura es inglesa con carácter.

Estadísticas vitales:

DI.: 1.032-1.040

IBUs: 25 – 35;

DF.: 1.007-1.011

SRM: 4 -14;

Graduación alcohólica: 3,2º – 3,8º

Ejemplos comerciales: Fuller’s Chiswick Bitter, Adnams Bitter, Young’s Bitter, Greene King IPA, Oakham Jeffrey Hudson Bitter (JHB), Brains Bitter, Tetley’s Original Bitter, Brakspear Bitter, Boddington’s Pub Draught.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply