Uso del densimetro en nuestra cerveza

Un densímetro mide la diferencia en gravedad (densidad) entre el agua pura y agua con azúcar disuelta en ella por flotación. El densímetro se usa para medir el progreso de la fermentación midiendo un aspecto de la misma: la atenuación.
La atenuación es la conversión de azúcar en etanol por acción de la levadura. El agua tiene una gravedad específica de 1.000. Las cervezas típicamente tienen una gravedad final entre 1.015 y 1.005. El champagne puede tener una gravedad inferior a 1.000, debido al gran porcentaje de alcohol etílico, que tiene menos de 1.
Las lecturas del densímetro son estandarizadas a 15°C. La gravedad del liquido (densidad) depende de la temperatura, y las tablas de corrección de temperatura se venden generalmente con el densímetro, o se pueden encontrar en los libros de química.

El densímetro es una herramienta útil en manos del cervecero que sabe que es la gravedad del mosto, y el porque de medirla. Las recetas de cerveza generalmente indican las gravedades Original y Final (OG y FG) para describir mejor a la cerveza. Para una levadura de cerveza promedio, una regla de oro es que la FG debiera ser de alrededor 1/4 o 1/5 de la 0G. Por ej. Una OG típica de 1.040 debiera terminar alrededor de 1.010 (o más baja). Un par de puntos arriba o abajo no es inusual. Hay que enfatizar el hecho de que la FG indicada en una receta no en sí el objetivo. Este es lograr una cerveza de buen sabor.

El densímetro deber ser considerado solo como una herramienta que ayuda a medir el progreso de la fermentación. El fabricante solo debiera preocuparse por una lectura alta en el densímetro cuando la fermentación primaria ha aparentemente terminado, y la lectura es de alrededor de la mitad de la 0G, en lugar del cuarto nominal. Una preparación apropiada de la levadura debiera evitar este problema. Los fabricantes novatos suelen cometer el error de chequear la gravedad con demasiada frecuencia.

Cada vez que se abre el fermentador se corre el riesgo de infección con microbios del aire. Chequear la gravedad cuando se está listo para activar la levadura, y después esperar a que cese el burbujeo en el airlock. Chequear la gravedad en el medio no cambiará nada, excepto la posibilidad de contaminación. Además, hay que retirar una muestra del mosto para controlarlo. No introducir el densímetro en el preparado entero. Usar un sifón desinfectado para retirar una muestra del mosto a una jarra angosta y alta, e introducir el densímetro en ella. Así hay menos riesgo de infección y se tiene la posibilidad de beberlo y saber cómo está funcionando la fermentación. Debiera saber a cerveza, aunque puede tener un poco de sabor a levadura.

densidades

Con ésta tabla puedes tomar medidas de densidad del mosto a diferentes temperaturas y extrapolarlas a una densidad tomada a 20ºC.

Loading Facebook Comments ...

No Responses

Leave a Reply